La deficiencia de la planta separadora de Yacuiba

En Yacuiba, la inauguración en el año 2015 de la planta separadora de líquidos “Carlos Villegas”, significó una inversión de 700 millones de dólares.
 

Presentada como una de las más grandes de Sudamérica, fue vista con optimismo inicial, ya que prometía impulsar la economía local. Sin embargo, la planta funciona solo unos días al mes, lo cual impacta de manera negativa en la región.

Hoy en día, la planta se encuentra trabajando solo al 30% de su capacidad. Su capacidad de operación se ve severamente limitada debido a la falta de gas natural para procesar, además de la carencia de consumo de gasolinas en el mercado interno y la falta de capacidad para almacenar el combustible. 

El bajo rendimiento de la planta separadora de líquidos está estrechamente vinculado a estas problemáticas y a la gestión gubernamental de los últimos 15 años. 

Yacuiba necesita avanzar hacia un modelo económico diferente que promueva el desarrollo agrícola, la exportación de carne local y el turismo. Iniciativas que no solo buscan reducir la dependencia de empresas públicas ineficientes, sino también mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la región.

Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *